Para dormir como bebé.

Hace unos meses nos mudamos de la Ciudad de México a Querétaro por cuestiones de trabajo.

La mudanza, como todas fue un relajo y tuvimos que buscar y comprar muchas cosas que necesitábamos. Entre ellas los colchones de la casa, necesitábamos 3 para ser exactos.

¿Qué tan difícil podía ser?. ¡Pues bastante!. Y dejen lo difícil, ¡lo caro!

Fuimos a TODAS las tiendas departamentales y de colchones que existen a revisar y acostarnos en cada uno de los colchones. Nos encontramos con un mercado con información muy confusa y precios altísimos.

Ante la desesperación, y la casi  resignación de que de ahora en adelante dormiría en un colchón tan duro como el piso, busque en Internet una mejor oferta y encontré la marca Luuna, que son colchones hechos en México que prometían lo mismo que las marcas Premium importados.

Los colchones los compras por Internet o en su showroom en Mazarik, pero como venden directo sin intermediarios, los precios son mucho más razonables.

Me asustaba un poco hacer esta compra por Internet, pero tienen una política de que si después de 30 días de uso no te gusta tu colchón te regresaban tu dinero. Esto me dio confianza y compré.

El colchón te llega a tu casa  enrollado dentro  de una caja, lo sacas y esperas que tome su forma. (Pondría una foto pero lo compre antes de empezar este blog).

Los recomiendo al 100%, gran servicio, buen precio, está muy cómodo y todos en mi casa duermen de maravilla.

Les dejo la página

https://luuna.mx/

Face: @luunasleep

A %d blogueros les gusta esto: